Consejos para comprar un buen Tajalápiz eléctrico

Tajalápiz eléctrico

Consejos para comprar un buen Tajalápiz eléctrico

El tajalápiz es un accesorio de papelería que te permite, principalmente, afilar las puntas de los lápices o crayones. Es indispensable cuando se trata de dar calidad a la escritura ya que frecuentemente se engrosa la punta del lápiz con el uso.

Esta herramienta está hecha de metal originariamente y cuenta con un pequeño agujero a través del cual se inserta el lápiz, pero existen sacapuntas de varios tipos y tamaños que corresponden con el grosor de los diferentes tipos de lápices.

Un tajalápiz eléctrico se vuelve uno de esos objetos indispensables de papelería, se entiende lo necesario que es una punta fina para el trazado y el coloreado en cualquier actividad que se quiera realizar.

La mayoría de personas emplean un sencillo sacapuntas de cobre, pero terminan hechos polvo, con las manos cansadas y dolor en los dedos de afilar, así que ese complicado y agotador tajalápiz manual no es la mejor opción a la hora de querer ahorrar.

¿Qué características debe tener un tajalápiz eléctrico?

Queremos darte a conocer las características que debe tener un tajalápiz eléctrico, los cuales tiene K&CO SAS para ti:

Tajalápiz Eléctrico X-ACTO 1900

  • Se caracteriza por sus afiladas hojas helicoidales de acero al carbono.
  • Función de parada automática.
  • Motor de alta eficiencia.
  • Compartimento para desechos.

Tajalápiz Eléctrico X-ACTO 2000

  • Cortadores de acero X-ACTO.
  • Pata de goma antiadherente.
  • con pencil salver que previene que saque demasiada punta.
  • Con soporte Adherente.

El tajalápiz eléctrico cuenta con sistema de apagado automático que se acciona cuando el lápiz ya está afilado, además incluyen una brocha para facilitar el limpiado del depósito de virutas. Es ideal para ser utilizado en casa o en la oficina y encontraras gran variedad, tamaños, colores y diseños con una buena relación, calidad y precio.

En K&CO SAS puedes encontrar varios tipos de tajalápiz eléctrico de acuerdo a tu necesidad y preferencia. Pero, si nunca has trabajado o usado, aunque sea una sola y única vez en tu vida un tajalápiz eléctrico, ahí surge la invitación a que lo pruebes, es una excelente inversión y puede resultarte extremadamente útil una vez que aprendes a manejarlo.